como-compaginar-trabajo-y-estudios

Cómo compaginar trabajo y estudios (Parte 2)

Siguiendo el último artículo de nuestro blog donde hablábamos sobre cómo compaginar trabajo y estudios, hoy queremos continuar profundizando en este tema pero con un enfoque diferente.

Tipos de trabajo idóneos para poder conciliar trabajo y estudios

Existen trabajos que son más favorables para los estudiantes que quieren trabajar mientras se están formando:

Trabajos a tiempo parcial – suelen ser jornadas de 4 horas de trabajo, de mañana o tarde. Las ventajas de esta modalidad son que por norma general son trabajos que se realizan entre semana por tanto, los fines de semana quedan totalmente libres. Por el contrario, esto puede significar que los fines de semana se deberán destinar más a tareas de formación.

Trabajos de fin de semana – el horario acostumbra a ser a tiempo completo y suelen ir ligados con el sector de la restauración y comercial. Suelen ser contractos temporales y que no requieren de una alta cualificación en el sector. Sus ventajas son que no sacan tiempo a las clases semanales y además suponen unos ingresos considerables. En consecuencia, los fines de semana no quedan con mucho tiempo para el ocio y no hay mucha flexibilidad horaria.

Trabajos por horas – estos trabajos también denominados de carácter puntual, acostumbran a ser muy beneficiosos para los estudiantes ya que les permite tener unos pequeños ingresos para hacer frente a los gastos de ocio como también para material formativo.

Trabajo en prácticas – es una de las opciones típicas cuando se está cursando el último curso de los estudios ya que se empieza a trabajar como becario en alguna empresa del sector para el que se está formando. La duración de estos trabajos en prácticas suelen ser de 3 a 6 meses y su finalidad es que el estudiante pueda empezar a poner en práctica los conocimientos adquiridos durante los estudios. También puede ayudar a comenzar a realizar contactos profesionales para el mundo laboral futuro.

Prácticas extracurriculares – este tipo de prácticas no tienen repercusión sobre el currículum académico. Se trata de convenios firmados entre la universidad y la empresa pero no obliga a cumplir con un número total de horas.

Prácticas curriculares – estas prácticas sí que tendrán cabida en el expediente académico y por tanto, podrán ser convalidadas por créditos para la finalización de los estudios. Para poder cumplir, deberán tener una duración específica y se asignarán tutores para ir comprobando que el aprendizaje en el trabajo se lleva a cabo de manera satisfactoria.

Me gustaría compaginar trabajo y estudios

Para poder dar este paso y empezar a trabajar mientras estás estudiante, debes ser consciente de las limitaciones que puedes tener al realizarlo. Se debe ser una persona activa y responsable, con una alta capacidad de organización y por último, pero no por ello menos importante, se debe tener en cuenta que se tendrá que renunciar a buena parte del tiempo libre durante este período. En la Residencia de Estudiantes de Sabadell podrás disfrutar de las comodidades necesarias para poder conciliar trabajo y estudios, y cuando llegues después de tu jornada, podrás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *