¿Cómo se celebra el fin de año en los diferentes países?

12 uvas por cada campanada a las 12 de la noche el 31 de diciembre y ropa interior roja. Estas son nuestras tradiciones para la noche de fin de año, pero cada país lo celebra de forma distinta. En la residencia de estudiantes de Sabadell contamos con estudiantes de muchos países, y por ello, queremos explicaros las diferentes formas que tienen en otros lugares del mundo de celebrar la nueva entrada de año.

En Inglaterra, la localización para celebrar el año por excelencia es el London Eye. Se presentan más de 500.000 personas alrededor de la noria, donde se puede ver un grandioso espectáculo de fuegos artificiales. El Big Ben es el protagonista de las campanadas.

En Francia, la costumbre es celebrar la noche de fin de año con los amigos y en casa, puesto que los bares y discotecas están cerrados. A las 12h, simplemente miran el reloj y brindan con champagne. Aquellas parejas que a medianoche se besen bajo el muérdago, disfrutarán de prosperidad y larga vida, y según la tradición celta, se casarán el año siguiente.

Los brasileños la noche de fin de año se visten de blanco y celebran la entrada del nuevo año en la playa, echando flores al mar. Una tradición curiosa es que saltan siete veces por encima de las olas para pedir un deseo.

En Polonia, la tradición es celebrar la entrada de año con ropa interior nueva con su correspondiente etiqueta, lo que augura un año de suerte y amor.

Los italianos celebran la noche de fin de año, para ellos la Notte di Capodanno, cenando lentejas con pata de cerdo. Deben comerse el plato entero, si no lo hacen, se lo tienen que terminar el día de año nuevo para atraer a la buena suerte. En algunas zonas del país, una vez han brindado por el año nuevo, la tradición es tirar la copa por la ventana. También, en algunas zonas practican el deshacerse de todo lo viejo, para dejar atrás todo lo malo.

Los turcos a media noche brindan en la puerta de su casa con champán, y después de la última campanada, abren todos los grifos de casa para atraer salud y riqueza.

En Japón, el año nuevo comienza a medianoche con 108 campanadas que se tocan desde los templos, y que simbolizan 108 deseos para el año siguiente y 108 males del año que termina y que desaparecen.

Los peruanos toman las doce uvas, igual que en España, pero utilizan ropa interior amarilla y no roja, y debe de estar puesta del revés. En algunas zonas, ponen un huevo debajo de la cama y lo abren el día siguiente para interpretar el dibujo formado por la yema.

En Dinamarca la tradición dicta que se debe de romper las vajillas viejas contra el suelo. Se rompen platos en la puerta de los seres queridos la noche del 31 de diciembre.

Los alemanes dejan en el plato restos de lo que se haya cenado en noche vieja hasta después de medianoche, según la tradición, asegura que se tendrá la despensa llena para el próximo año.

En México también se toman las uvas y una de sus costumbres es ‘quemar el viejo’, que consiste en quemar un muñeco del tamaño de una persona, similar a un espantapájaros y relleno de material inflamable o fuegos artificiales, para eliminar todo lo negativo del año que se deja, y como ritual de purificación para iniciar con buen pie el año nuevo.

¿Conoces alguna costumbre curiosa de algún país? ¡Queremos saberla! Puedes dejarnos un comentario en nuestro blog 🙂 ¡Os deseamos una feliz entrada de año desde la residencia de estudiantes de Sabadell!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *