castañada

El origen de la fiesta de la Castañada

Queda ya muy poco para la llegada de la Castañada, y desde la residencia de estudiantes nos gustaría haceros una pequeña pincelada al origen de esta fiesta tan importante y tradicional de Cataluña.

Cuando llega el otoño, y el tiempo del frío empieza a dibujarse en el horizonte vuelven las fiestas junto al fuego. En nuestro calendario, la Castañada y la comida de panellets son unas costumbres que, a pesar de haber perdido su carácter de ofrenda funeraria original, siguen cumpliendo una importante función social.

“Por Todos los Santos, castañas y panellets“.

Según dicen algunos cronistas esta tradición de comer castañas, muy arraigada en toda Cataluña, se inició durante la noche que va del día de Todos los Santos (1 de noviembre) al Día de los Muertos (2 de noviembre). Hace años, durante esta velada, los campaneros de las iglesias no paraban de hacer sonar las campanas para avisar a los vecinos de la llegada del momento de orar por sus difuntos. El gran cansancio que producía mover las rudimentarias estructuras de los campanarios durante tantas horas hacía necesario poder reponer fuerzas. Por eso los campaneros llevaban castañas, el fruto que más abundaba en esta época del año, y alguna botella de vino dulce, para hacerlas pasar mejor y, a la vez, combatir el frío en los pocos momentos de descanso.

A finales del siglo XVIII, la costumbre de comer castañas en este día se había generalizado en todo el territorio. Así aparecieron las castañeras que se hicieron muy populares por las calles de pueblos y ciudades, hasta que se convirtieron en toda una institución. Las más conocidas tenían parada fija, y según dicen nuestros abuelos, con sofisticados sistemas y mucha paciencia, tostaban las castañas de tal manera que era una maravilla comerlas.

Hoy cuando llegan estas fechas, vuelven a salir las paradas de castaños y castañeras y también puestos de castañas asadas llevadas por gente joven, que encuentran en esta tarea la oportunidad de hacer un dinero para financiar las actividades de sus asociaciones. Desde hace unos años también se celebran castañadas populares al aire libre, bailes, y otras actividades organizadas por diferentes entidades y asociaciones.

Los panellets

Además de las castañas, los panellets y la fruta confitada son también una comida típica de esta singular fiesta.

castañada y panelletsEl origen de los panellets y su relación con el día de Todos los Santos es una cuestión aún no aclarada. Algunos historiadores defienden que pueden ser una evolución de antiguas comidas funerarias celebradas en muchas poblaciones de la Cataluña Vieja, donde había la costumbre de hacer una comida después de la muerte de algún familiar. Este acto era todo un ritual, tanto en la forma de poner la mesa como en la distribución de los comensales y el tipo de comida que se servía.

Otras teorías sugieren que esta costumbre está ligada a la bendición de panes, que se depositaban como ofrenda a las tumbas familiares en honor a la memoria de los antepasados ​​y también como alimento en el viaje al más allá. Estos panes habrían sido sustituidos con el tiempo por los dulces panellets, elaborados con ingredientes que no se pasan con el tiempo y que, por tanto, pueden aguantar varios días mientras los difuntos hacen su camino hacia la eternidad.

Con este post esperamos haberos enseñado un poquito más acerca de esta tradición catalana. ¡Desde Resest os deseamos una feliz castañada a todos y todas!

Artículo original de Festes.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *