Estudiar fuera de casa: ventajas e inconvenientes

Entrevista nº 4

Una de las primeras decisiones transcendentes en la vida de las personas es la de plantearse como quieren que sea su futuro y pensar qué herramientas precisan para conseguirlo. Para empezar hay que seleccionar una carrera y buscar la universidad más apropiada según la situación personal de cada uno y sus preferencias.

A veces el estudiante elige (por necesidad o decisión propia) irse a estudiar en el extranjero o fuera de casa, muchas veces un reto añadido, con sus lados positivos y alguno negativo.

Uno de estos retos que supone realizar unos estudios en el extranjero o  fuera de casa en general es una preocupación más por parte de los padres, ya que temen que sus hijos, que hasta ahora han contado con el apoyo y ayuda de sus padres en cuestiones como las tareas del hogar y se preguntan:-¿Cómo se va a manejar cuando esté durante meses sol@ y lejos de su lugar habitual? ¿Dónde va a alojarse para tener unas buenas condiciones para estudiar?

La realidad es que la mayoría de los jóvenes están mejor preparados para estudiar fuera de casa y afrontarlo de lo que en general sus familiares creen. Además, los que observamos a diario la transformación que sufren en el transcurso de unos meses en su forma de actuar y desenvolverse, nos damos cuenta de que estudiar fuera de casa enriquece los estudiantes, pues equivale a un curso intensivo en una asignatura que no se imparte en ninguna universidad y que puede ayudarle a adquirir soltura y seguridad a una edad más temprana de lo habitual, para afrontar con éxito las etapas posteriores.

A continuación os presentamos la cuarta entrevista de ésta serie, en este caso la entrevistada fue Maria Coll (Andorra), que estuvo en la Residencia durante el curso 2015/2016, mientras cursaba el primer año del Grado en Inglés y Catalán en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

 Entrevista nº 4

(TEXTO TRADUCIDO DEL CATALÁN)

-¿Qué estudios cursaste durante la estancia en la Residencia de estudiantes l’Estació de Sabadell? (Nivel y campo)

Estudios de inglés y catalán en la facultad de filosofía y letras de la UAB

-Actualmente, ¿trabajas, sigues estudiando o piensas estudiar más en un futuro?

Actualmente sigo cursando el segundo año del grado mencionado en la pregunta anterior. Trabajaré durante el período de verano.

-¿El Grado se ha adecuado a tus expectativas?

-¿Cómo te desplazabas hasta la universidad? Si ibas con Ferrocarriles (FGC), ¿qué experiencia tienes?

Iba a la universidad en ferrocarriles. En la actualidad, continuo utilizando este servicio no sólo por la comodidad que ofrece sino que también por su puntualidad y frecuencia.

-¿Qué es lo que se te hizo más difícil de irte de casa? ¿Y lo más positivo? ¿Qué cambiarías si volvieras a empezar?

Quizás, lo que más me costó a la hora de irme de casa fue separarme de mis amigos de siempre o incluso el hecho de pasar una larga temporada fuera de casa, prescindiendo de sus comodidades. Aun así, cuando vuelves es cuando aprecias más todo lo que dejaste atrás. Si volviera a empezar no cambiaría nada. Siempre tendré presente el primer año que pasé fuera de casa con muy buenos recuerdos y, de los que no lo fueron tanto, pude aprender cosas de ellos.

-¿Crees que esta experiencia te ha ayudado a madurar y a ser más responsable?

Irse de casa es una experiencia muy enriquecedora tanto a nivel académico como a nivel personal. Conoces una nueva ciudad, tienes que acostumbrarte a nuevos espacios, ensanchas tu núcleo de amistades y tienes que aprender a espabilarse por uno mismo.

-Antes de llegar a la Residencia estudiantil, te preocupaba que te costara hacer nuevas amistades? ¿Te sentiste bien acogido? ¿Cuál era el ambiente con los otros residentes?

Antes de llegar a la residencia no me preocupaba en gran medida el hecho de poder hacer nuevas amistades. De hecho, tenía mucha curiosidad por conocer a mi compañera de habitación y al resto de residentes. Me sentí muy acogida desde el primer momento ya que todos estábamos en la misma situación: estudiantes universitarios que se habían trasladado para poder seguir sus estudios. Por este motivo, hicimos mucha piña desde el principio y como éramos pocos, creamos una pequeña familia.

-Si es el caso, ¿cómo valoras el hecho de haber compartido habitación con otro estudiante? ¿Qué crees que te aportó la experiencia?

Pienso que tuve mucha suerte con la compañera de habitación que me tocó ya que, desde el minuto cero, nos abrimos la una a la otra, cogimos mucha confianza y compartimos muchas experiencias tanto dentro como fuera de la residencia. Actualmente, comparto piso con ella y seguimos compartiendo vivencias.

-¿Cuál dirías que fue el motivo por el que te alojaste con nosotros?

El motivo principal por el cual me decanté por esta residencia fue por la proximidad a la estación de ferrocarriles y al mismo tiempo, porque es moderna y al ser pequeña me resultó muy familiar y acogedora.

 -¿Deseas añadir algún comentario? –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *