Elegir carrera universitaria: del instituto a la universidad

Entrevista nº 7

Durante el Bachillerato y especialmente en el último curso es cuando se le presenta a cualquier joven una de las primeras grandes batallas de su vida. Hasta entonces, ha ido siguiendo su proceso de formación de forma casi automática, siguiendo un camino muy determinado con objetivos precisos como obtener las mejores calificaciones posibles en los exámenes o pruebas que se le van presentando periódicamente. Finalmente, llega un punto en que hay que tomar decisiones más personales, complejas e importantes: elegir una carrera universitaria.

Para ello, el estudiante debe tener presentes sus inclinaciones o preferencias particulares, pero también las posibilidades de futuro en el mundo laboral a las que le va a permitir acceder su carrera universitaria.

Hay que empezar a informarse de las universidades que imparten la carrera universitaria elegida, las notas de corte que hay que superar –lo que implica presión por las calificaciones del curso- así como las de la Selectividad, para que le permitan acceder al centro universitario que haya elegido.

Entrar en una nueva universidad, a cursar una carrera universitaria, aunque el estudiante lo haya reflexionado detenidamente, siempre implica cambios. Y a algunos más que a otros: en el caso de grados o carreras universitarias que se impartan solo en unos centros determinados, surge algunas veces la necesidad de desplazarse del domicilio familiar a otras poblaciones más o menos lejanas, lo cual también obliga al interesado a tomar mayores responsabilidades sobre su persona.

carrera universitaria

Durante todo el proceso se plantean dos grandes interrogantes: ¿Habré escogido el grado o la carrera universitaria adecuada para el futuro que quiero plantearme?, y ¿El grado que he escogido cumplirá las expectativas que he puesto en él?

A continuación Marc Ramon (Ibiza), que se alojó en la Residencia de Estudiantes durante el curso 2015/2016 mientras cursaba el primer año de sus estudios de aviación en Aerolink Air Services (Sabadell), nos cuenta su experiencia en la siguiente entrevista.

Entrevista nº 7

(TEXTO TRADUCIDO DEL CATALÁN)

-¿Qué estudios cursaste durante la estancia en la Residencia de estudiantes l’Estació de Sabadell? (Nivel y campo)

Una vez terminado el Bachillerato decidí ir a Sabadell (Barcelona), donde cursé mis estudios de Aviación: Piloto de Transporte de Líneas Aéreas (ATPL  – Integrado) y la Licencia de Tripulante de Cabina de Pasajeros (TCP) en la escuela de estudios aeronáuticos Aerolink Air Servicies (Aeropuerto de Sabadell)

-Actualmente, ¿trabajas, sigues estudiando o piensas estudiar más en un futuro?

Hoy en día aún sigo estudiando.

-¿El Grado se ha adecuado a tus expectativas?

Los estudios en los que me matriculé han superado mis expectativas.

 -¿Cómo te desplazabas hasta la universidad? Si ibas con Ferrocarriles (FGC), ¿qué experiencia tienes?

Yo iba en autobús o tren cada día para llegar hasta la estación de Sabadell Sud Renfe, donde una furgoneta de Aerolink nos recogía y nos llevaba hasta el aeropuerto de Sabadell.

 -¿Qué es lo que se te hizo más difícil de irte de casa? ¿Y lo más positivo? ¿Qué cambiarías si volvieras a empezar?

Lo más complicado posiblemente es dejar a la familia, amigos i el lugar donde naciste, que, aunque os volváis a ver, no va a ser como el día a día de antes, ahora cada uno emprende un nuevo camino.

 -¿Crees que esta experiencia te ha ayudado a madurar y a ser más responsable?

El hecho de irse hace que te vuelvas más maduro y responsable.

 -Antes de llegar a la Residencia estudiantil, te preocupaba que te costara hacer nuevas amistades? ¿Te sentiste bien acogido? ¿Cuál era el ambiente con los otros residentes?

En esta residencia el trato es muy familiar y se hacen amistades fácilmente.

 -Si es el caso, ¿cómo valoras el hecho de haber compartido habitación con otro estudiante? ¿Qué crees que te aportó la experiencia?

Compartir habitación es una buena experiencia. Te enseña a convivir con las personas; yo conviví con un amigo de Ibiza.

-¿Cuál dirías que fue el motivo por el que te alojaste con nosotros?

En conclusión, la familiaridad, la hospitalidad, la amabilidad y la profesionalidad son los términos que mejor definen la Residencia Estació de Sabadell, un lugar acogedor, en una zona tranquila, cerca de los Ferrocarriles Catalanes,…¡os lo recomiendo!

 -¿Deseas añadir algún comentario?  –

Tecnología y Especialización

Entrevista nº6

A causa de los grandes avances que se han producido en todos los ámbitos del conocimiento, sobre todo en los últimos 50-60 años y que previsiblemente va a seguir en vista de la gran cantidad de recursos que se destinan a la investigación -tanto por parte de las administraciones como de las empresas- , cada vez es más habitual que los universitarios vean conveniente adquirir conocimientos de nivel superior y más especializados.

tecnología y especialización

Una vez finalizado el grado elegido, se abre una amplia gama de posibilidades de especialización en postgrados, masters y otros, que permiten profundizar en determinadas especialidades o materias. Eso supone una prolongación del período de estudios y que además, al ser muy específicos, muchas veces se imparten en centros de estudios muy determinados. Al no haber mucha posibilidad de elección, cuando la universidad o centro está situado muy lejos de la vivienda habitual, supone un cambio de residencia durante unos meses.

Aunque para ciertas personas el irse lejos de casa, con todo lo que esto supone (buscar piso o residencia de estudiantes, adaptarse a un nuevo entorno, estar lejos de la familia), les pueda costar al principio, existen muchas ventajas. Por ejemplo, permiten estudiar ciertas disciplinas que en la ciudad natal no existen. Esto permite adquirir un plus que sitúa al universitario más próximo a las necesidades que requieren cada día más empresas y sobre todo las más punteras, que en general proporcionan más oportunidades de alcanzar posiciones importantes en tiempos relativamente reducidos.

En realidad y acorde con la gran velocidad con la que avanzan los nuevos conocimientos, cada vez es más habitual que aún después de transcurridos unos años en el desempeño de cualquier especialidad, un profesional se encuentre con la necesidad de realizar un reciclaje a nivel de formación para asimilar el salto que se ha producido en la tecnología en este período. Esto es lo que insinúa en sus respuestas nuestra antigua Residente Baitha Santika (Indonesia) que se alojó con nosotros durante el curso 2014/15, mientras cursaba un postgrado en Bioinformática en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Entrevista nº 6

(TEXTO TRADUCIDO DEL INGLÉS – podéis ver la entrevista original a continuación -)

-¿Qué estudios cursaste durante la estancia en la Residencia de estudiantes l’Estació de Sabadell? (Nivel y campo)

Cursé un Programa de Master internacional en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), en Bioinformática.

-Actualmente, ¿trabajas, sigues estudiando o piensas estudiar más en un futuro?

Actualmente estoy trabajando en mi país, y deseando continuar con mis estudios más adelante.

 -¿El Grado se ha adecuado a tus expectativas?

Sí.

 -¿Cómo te desplazabas hasta la universidad? Si ibas con Ferrocarriles (FGC), ¿qué experiencia tienes?

Iba en tren, ya que era fácil y ahorraba tiempo

 -¿Qué es lo que se te hizo más difícil de irte de casa? ¿Y lo más positivo? ¿Qué cambiarías si volvieras a empezar?

Lo más difícil es adaptarte con la comida ya que soy musulmana y no puedo comer nada que contenga lactosa. Pero afortunadamente estuve en una residencia que se adaptó a mis necesidades. Puede que si  más adelante viajo al extranjero de nuevo, cocine mi propia comida.

 -¿Crees que esta experiencia te ha ayudado a madurar y a ser más responsable?

Definitivamente sí.

 -Antes de llegar a la Residencia estudiantil, te preocupaba que te costara hacer nuevas amistades? ¿Te sentiste bien acogido? ¿Cuál era el ambiente con los otros residentes?

Como ya había estado en España anteriormente, no me fue muy difícil hacer nuevos amigos, incluso aún mantengo el contacto con algunos amigos que hice en la residencia.

 -Si es el caso, ¿cómo valoras el hecho de haber compartido habitación con otro estudiante? ¿Qué crees que te aportó la experiencia?   –

(Se alojó en una habitación individual)

-¿Cuál dirías que fue el motivo por el que te alojaste con nosotros?

Porque estaba cerca de la UAB y podía cubrir mis necesidades.

 -¿Deseas añadir algún comentario?   –

____________________________________________________________________________________

ENTREVISTA ORIGINAL (INGLÉS)

-Which degree did you study when you were living at the Student’s Residence l’Estació de Sabadell? (level and field)

I take an international Master Program in Universitat Autonoma de Barcelona (UAB), in Bioinformatics

-Currently, are you working, studying or planning to follow more studies?

Now, I am working in my country, and willing to continue my study later

-Is this degree what you expected?

Yess

-How did you go to the university? If you used to go by train (FGC), how was your experience?

I used to go by train, since it is easy and saving time

-What was more difficult to bear about leaving home? And the more positive? What would you change if you began again?

The most difficult thing is to adapt with the food since I am a moslem and I can’t eat something containing lactose. But, fortunately I stayed in the residence which could accommodate my needs. Maybe later if I stay abroad again, I will just cook by my self.

-Do you think this experience has helped you to grow on and to be more responsible?

Yes, definitely

-Were you worried about making new friends before coming to the Student’s Residence? Did you feel welcome by the other residents? How was the atmosphere in here?

Since I have been in Spain before, I was not that hard to make new friends, and even I still keep in touch with some friends I made in the residence before

-In case you shared a room with another resident, how was it? What do you think this experience brought to you? –

(She stayed in a single room)

-Why did you decide to stay with us?

Because it was closed to UAB and it could accommodate my needs

 -Do you want to add something? –

 –

 

¿Qué estudiar? Con vocación y trabajo, el éxito está asegurado

Entrevista nº 5

Todos los grados están encaminados a potenciar la inclinación natural de cada persona hacia unas determinadas actividades dotándole de una base sólida para desenvolverse en su futura vida profesional.

¿Qué estudiar? ¿Cómo elegir universidad? Normalmente estas preguntas requieren una larga meditación del estudiante, con la colaboración de todos los medios que los institutos, las universidades y las propias familias dedican a ayudarle a sopesar cada opción para contribuir a encauzar las ideas del interesad@, ya que elegir carrera y universidad no siempre es tarea fácil. Hay algunos grados que son si cabe todavía más vocacionales, pues tienen una finalidad muy específica. Uno de ellos sería, por ejemplo, estudiar Medicina.

Es muy importante que el universitario se encuentre cómodo con el grado que haya elegido y vaya comprobando que los estudios se ajustan a la idea previa que se había formado. No obstante, siempre hay momentos que requieren un mayor esfuerzo y es cuando más precisan tener un ambiente propicio para hacerlo más llevadero.

Desde luego, el apoyo de la familia es fundamental, aunque sea desde la distancia, cuando el estudiante se aloja en una residencia. Pero en este caso, los residentes también disponen de la proximidad y el contacto diario con otros estudiantes de grados similares, que se encuentran en la misma situación y con idénticos problemas, que pueden compartir y ayudar así a levantar la moral para seguir adelante con sus proyectos.

En esta entrevista, Irene Alonso (Las Palmas de Gran Canaria) nos explica su experiencia del primer año en el grado de Medicina en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Se alojó en nuestra residencia de estudiantes durante el curso 2014/2015.

 Entrevista nº 5

-¿Qué estudios cursaste durante la estancia en la Residencia de estudiantes l’Estació de Sabadell? (Nivel y campo)

Empecé primero de medicina el año que estuve en la residencia.

-Actualmente, ¿trabajas, sigues estudiando o piensas estudiar más en un futuro?

Actualmente, dos años después, continúo esta carrera y mi intención es acabarla. No trabajo.

 -¿El Grado se ha adecuado a tus expectativas?

Sí, tampoco es que viniera con unas expectativas claras, pero en general estoy muy contenta.

 -¿Cómo te desplazabas hasta la universidad? Si ibas con Ferrocarriles (FGC), ¿qué experiencia tienes?

Me desplazaba, efectivamente, con ferrocarriles, lo cual era increíblemente cómodo, pues la estación está situada justo delante de la residencia y hasta llegar al campus son unos 10′.

 -¿Qué es lo que se te hizo más difícil de irte de casa? ¿Y lo más positivo? ¿Qué cambiarías si volvieras a empezar?

Lo más difícil supongo que fue pasar la época de exámenes de final de curso fuera, el grado que estudio requiere mucha dedicación y tiempo, y mientras los demás amigos de la resi iban acabando sus exámenes y se iban yendo a casa, las que estudiábamos medicina seguíamos allí, cada vez más solas y sin nuestros familiares cerca para apoyarnos. Pero son cosas que hay que aprender a llevar, y este periodo se vio con creces recompensado por el resto del año que había vivido allí. No creo que hubiese algo más positivo en general, todo lo fue, pero si tuviese que cambiar algo sería la predisposición para conocer mejor mi entorno y, sobre todo, a las personas con las que durante ese año interactué.

 -¿Crees que esta experiencia te ha ayudado a madurar y a ser más responsable?

Sí que lo ha hecho, no es lo mismo que vivir directamente en un piso, no tienen tantas responsabilidades, pero es el paso intermedio, lo cual permite una mejor adaptación, creo.

 -Antes de llegar a la Residencia estudiantil, te preocupaba que te costara hacer nuevas amistades? ¿Te sentiste bien acogido? ¿Cuál era el ambiente con los otros residentes?

Claro que me preocupaba, pero todo estábamos igual, lo que hizo que todos nos aceptáramos y lleváramos genial fácilmente. Estábamos muy a gusto juntos. Aún hoy seguimos viéndonos prácticamente todos de vez en cuando, lo cual es maravilloso.

-Si es el caso, ¿cómo valoras el hecho de haber compartido habitación con otro estudiante? ¿Qué crees que te aportó la experiencia?

El compartir habitación te ayuda a ser más tolerante con la otra persona y su espacio personal. Es una buena experiencia, ya que como te asignan la pareja al azar, o al menos antes era así, estás con una persona que probablemente tu no hubieses elegido como compañer@ pero con la que aprendes a convivir y llevarte bien.

-¿Cuál dirías que fue el motivo por el que te alojaste con nosotros?

En mi caso, una amiga del pueblo me recomendó la residencia, me explicó su localización, su funcionamiento, etc., y allí acabé.

 -¿Deseas añadir algún comentario? 

Sea en residencia, piso, habitación alquilada… recomiendo 100% la experiencia de ir a vivir “lejos” de la familia.

Estudiar fuera de casa: ventajas e inconvenientes

Entrevista nº 4

Una de las primeras decisiones transcendentes en la vida de las personas es la de plantearse como quieren que sea su futuro y pensar qué herramientas precisan para conseguirlo. Para empezar hay que seleccionar una carrera y buscar la universidad más apropiada según la situación personal de cada uno y sus preferencias.

A veces el estudiante elige (por necesidad o decisión propia) irse a estudiar en el extranjero o fuera de casa, muchas veces un reto añadido, con sus lados positivos y alguno negativo.

Uno de estos retos que supone realizar unos estudios en el extranjero o  fuera de casa en general es una preocupación más por parte de los padres, ya que temen que sus hijos, que hasta ahora han contado con el apoyo y ayuda de sus padres en cuestiones como las tareas del hogar y se preguntan:-¿Cómo se va a manejar cuando esté durante meses sol@ y lejos de su lugar habitual? ¿Dónde va a alojarse para tener unas buenas condiciones para estudiar?

La realidad es que la mayoría de los jóvenes están mejor preparados para estudiar fuera de casa y afrontarlo de lo que en general sus familiares creen. Además, los que observamos a diario la transformación que sufren en el transcurso de unos meses en su forma de actuar y desenvolverse, nos damos cuenta de que estudiar fuera de casa enriquece los estudiantes, pues equivale a un curso intensivo en una asignatura que no se imparte en ninguna universidad y que puede ayudarle a adquirir soltura y seguridad a una edad más temprana de lo habitual, para afrontar con éxito las etapas posteriores.

A continuación os presentamos la cuarta entrevista de ésta serie, en este caso la entrevistada fue Maria Coll (Andorra), que estuvo en la Residencia durante el curso 2015/2016, mientras cursaba el primer año del Grado en Inglés y Catalán en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

 Entrevista nº 4

(TEXTO TRADUCIDO DEL CATALÁN)

-¿Qué estudios cursaste durante la estancia en la Residencia de estudiantes l’Estació de Sabadell? (Nivel y campo)

Estudios de inglés y catalán en la facultad de filosofía y letras de la UAB

-Actualmente, ¿trabajas, sigues estudiando o piensas estudiar más en un futuro?

Actualmente sigo cursando el segundo año del grado mencionado en la pregunta anterior. Trabajaré durante el período de verano.

-¿El Grado se ha adecuado a tus expectativas?

-¿Cómo te desplazabas hasta la universidad? Si ibas con Ferrocarriles (FGC), ¿qué experiencia tienes?

Iba a la universidad en ferrocarriles. En la actualidad, continuo utilizando este servicio no sólo por la comodidad que ofrece sino que también por su puntualidad y frecuencia.

-¿Qué es lo que se te hizo más difícil de irte de casa? ¿Y lo más positivo? ¿Qué cambiarías si volvieras a empezar?

Quizás, lo que más me costó a la hora de irme de casa fue separarme de mis amigos de siempre o incluso el hecho de pasar una larga temporada fuera de casa, prescindiendo de sus comodidades. Aun así, cuando vuelves es cuando aprecias más todo lo que dejaste atrás. Si volviera a empezar no cambiaría nada. Siempre tendré presente el primer año que pasé fuera de casa con muy buenos recuerdos y, de los que no lo fueron tanto, pude aprender cosas de ellos.

-¿Crees que esta experiencia te ha ayudado a madurar y a ser más responsable?

Irse de casa es una experiencia muy enriquecedora tanto a nivel académico como a nivel personal. Conoces una nueva ciudad, tienes que acostumbrarte a nuevos espacios, ensanchas tu núcleo de amistades y tienes que aprender a espabilarse por uno mismo.

-Antes de llegar a la Residencia estudiantil, te preocupaba que te costara hacer nuevas amistades? ¿Te sentiste bien acogido? ¿Cuál era el ambiente con los otros residentes?

Antes de llegar a la residencia no me preocupaba en gran medida el hecho de poder hacer nuevas amistades. De hecho, tenía mucha curiosidad por conocer a mi compañera de habitación y al resto de residentes. Me sentí muy acogida desde el primer momento ya que todos estábamos en la misma situación: estudiantes universitarios que se habían trasladado para poder seguir sus estudios. Por este motivo, hicimos mucha piña desde el principio y como éramos pocos, creamos una pequeña familia.

-Si es el caso, ¿cómo valoras el hecho de haber compartido habitación con otro estudiante? ¿Qué crees que te aportó la experiencia?

Pienso que tuve mucha suerte con la compañera de habitación que me tocó ya que, desde el minuto cero, nos abrimos la una a la otra, cogimos mucha confianza y compartimos muchas experiencias tanto dentro como fuera de la residencia. Actualmente, comparto piso con ella y seguimos compartiendo vivencias.

-¿Cuál dirías que fue el motivo por el que te alojaste con nosotros?

El motivo principal por el cual me decanté por esta residencia fue por la proximidad a la estación de ferrocarriles y al mismo tiempo, porque es moderna y al ser pequeña me resultó muy familiar y acogedora.

 -¿Deseas añadir algún comentario? –

Compartir habitación: ¿positivo o negativo?

Entrevista nº3

La formación es cada vez más esencial, no solamente como una herramienta que ayude a conseguir un empleo bien remunerado, sino como la mejor forma de alcanzar un nivel de seguridad y autoestima que permita contemplar el futuro con la convicción de estar preparado para reaccionar satisfactoriamente ante los retos con los que sin duda se deberá enfrentar a lo largo de la vida. Para adquirir dicha formación, cada cual debe elegir su camino, que a veces obliga a desplazarse lejos del lugar habitual de residencia. En el caso de elegir una Universidad alejada del domicilio familiar, surgen muchas dudas, tales como: ¿Qué hacer para que se sienta acogid@ lejos del ambiente de toda la vida? ¿Cuál es la mejor forma de tener un nuevo círculo de amistades lo antes posible? ¿Será capaz de desenvolverse sin la seguridad de la familia?

Lo más parecido a una familia es una comunidad y la más adecuada para un estudiante es una residencia de estudiantes. Pero, ¿es mejor una habitación individual o una compartida? Desde luego, todas las cosas tienen dos vertientes, pero sin duda tiene más ventajas la compartida, puesto que se encuentran dos personas jóvenes, de edad y estudios similares, ambos en la misma situación. Queda muy claro en las respuestas de nuestros antiguos residentes: vemos que en general el recuerdo suele ser entre muy positivo porque se han encontrado dos personas muy afines o, reconociendo que aunque tal vez en ocasiones hubieran preferido estar solos, les ha servido para acostumbrarse a convivir con alguien que quizás ellos no hubieran elegido, pero que al final han trabado una gran amistad o, en el peor de los casos, les ha servido para acostumbrarse a cultivar la tolerancia.

Con tal de que podáis conocer las experiencias, opiniones y consejos de estudiantes que pasaron por situaciones parecidas, pedimos a algunos de nuestros antiguos residentes si podían responder a unas preguntas a partir de las cuales hemos elaborado una serie de entrevistas a antiguos residentes. Hoy os presentamos la tercera entrevista, por amabilidad de Paula Quijada (Santiago de Chile), que se alojó en nuestra residencia durante el curso 2015/16.

(Hemos hecho las mismas preguntas a todos los antiguos residentes y publicamos el texto íntegro.)

Entrevista nº3

-¿Qué estudios cursaste durante la estancia en la Residencia de estudiantes l’Estació de Sabadell? (Nivel y campo)

Estudié un Máster en Traducción Audiovisual en la Universitat Autònoma de Barcelona.
-Actualmente, ¿trabajas, sigues estudiando o piensas estudiar más en un futuro?

Actualmente trabajo como traductora freelance para una agencia especializada en el área de lo que estudié cuando estuve en España.

-¿El Grado se ha adecuado a tus expectativas?

De hecho, el máster superó mis expectativas. 

-¿Cómo te desplazabas hasta la universidad? Si ibas con Ferrocarriles (FGC), ¿qué experiencia tienes?

En ferrocarril, porque la residencia se encuentra a solo dos estaciones de la universidad a la que asistía. Cabe destacar que quedé sorprendida con lo puntuales que son con los horarios de trenes, en mi país eso no pasa. A parte es una forma de transporte muy cómoda para ir y volver de la universidad o del centro de Barcelona.

-¿Qué es lo que se te hizo más difícil de irte de casa? ¿Y lo más positivo? ¿Qué cambiarías si volvieras a empezar?

La verdad es que no fue muy difícil irme de casa, porque estaba muy ansiosa y emocionada por la nueva etapa que iba a comenzar y también porque iba a poder especializarme en lo que realmente me gusta. No cambiaría nada.

-¿Crees que esta experiencia te ha ayudado a madurar y a ser más responsable?

Siempre he sido una persona responsable y bastante madura en realidad, pero sí me ayudó bastante a conocerme a mí misma y a darme cuenta de que puedo manejarme sola en un país extranjero.

-Antes de llegar a la Residencia estudiantil, te preocupaba que te costara hacer nuevas amistades? ¿Te sentiste bien acogido? ¿Cuál era el ambiente con los otros residentes?

La verdad es que sí me preocupaba un poco, porque soy un poco tímida, pero no tuve problema alguno. Me sentí muy acogida desde el momento en que llegué. Yo llegué a fines de septiembre a la residencia, porque mi máster empezaba más tarde y todos en la residencia ya llevaban un par de semanas viviendo juntos, por lo que ya se conocían. 

El ambiente con los otros residentes era muy entretenido y cómodo. Éramos un grupo bien grande y muy unido, cada vez que podíamos salíamos a pasear por Barcelona o Sabadell, nos íbamos de fiesta o de copas, nos celebrábamos los cumpleaños, veíamos películas, etc. También siempre nos esperábamos para cenar y teníamos las mesas juntas de forma que todos pudiéramos compartir con todos. Hasta Cristina compartía con nosotros. Cristina cocinaba cosas muy ricas y era genial conversar con ella. 

-Si es el caso, ¿cómo valoras el hecho de haber compartido habitación con otro estudiante? ¿Qué crees que te aportó la experiencia?

Para mí compartir la habitación fue una experiencia genial. Nunca había compartido una habitación antes. Como soy hija única y vivía en la misma ciudad en la que estudiaba, no tuve que hacer como muchos en la residencia que partieron a otra ciudad para vivir solos, en residencias de estudiantes o con compañeros de piso.

Apenas llegué a la residencia, mi compañera de habitación fue la primera en hacerme sentir bienvenida y acogida. Nos llevamos bien enseguida y al poco tiempo nos hicimos muy amigas. Tan amigas que me invitó a pasar las fiestas en su casa y tuve la oportunidad de compartir con su familia y conocer su ciudad. Hasta el día de hoy seguimos en contacto, es una amistad que valoro muchísimo y espero mantenerla siempre a pesar de la distancia.

 -¿Cuál dirías que fue el motivo por el que te alojaste con nosotros?

Para ser sincera, mis papás escogieron la residencia, por seguridad más que nada, pero me alegro que lo hayan hecho. Me sentía a gusto viviendo ahí.

-¿Deseas añadir algún comentario?

El hecho de irse a vivir solo a un país extranjero sin conocer a nadie siempre puede asustar un poco, pero es una experiencia enriquecedora, porque tienes la oportunidad de hacer nuevos amigos de distintas partes y conocer culturas y costumbres diferentes.

 Para mí, vivir en la residencia es una etapa de mi vida que siempre voy a recordar con mucho cariño debido a las grandes personas que conocí, los lazos de amistad que creamos y los momentos que vivimos. La mayoría seguimos en contacto hasta el día de hoy. Sé que muchos se siguen viendo, algunos viven juntos, y a veces intentan coordinarse para poder juntarse todos a cenar como antes.

La tranquilidad para estudiar en una residencia de estudiantes de Sabadell

Entrevista nº 2

Se acerca el fin de curso y, después de los exámenes finales, ¡toca la selectividad! Seguramente la mayoría ya se ha informado acerca de las universidades y grados a los que le gustaría acceder, y entre ellos, hay quien decidirá irse a estudiar en otra comunidad autónoma. Probablemente todos estemos de acuerdo en que inicialmente marcharse de casa resulta un cambio importante, junto al esfuerzo del paso del instituto a la universidad: iniciando un grado con ilusión pero con muchas incógnitas que hay que ir despejando poco a poco.

Otra de las dudas que surgen de inmediato es cómo nuestro hijo o hija va a hacerse cargo de toda la serie de servicios que normalmente en casa tiene resueltos. ¿Se alimentará de forma correcta? ¿Cómo se apañará para lavar su ropa? ¿Tendrá condiciones y tranquilidad para estudiar? ¿Se encontrará muy solo/a?… Muchas familias, cuando sus hijos deciden empezar la universidad en otra ciudad, dudan entre elegir un alojamiento en un piso compartido o en una residencia de estudiantes. Estas incógnitas que se plantean los padres, y a veces también los propios hijos, son las que pensamos que quedan cubiertas en una Residencia de Estudiantes. En este tipo de alojamientos, los otros residentes también son estudiantes, lo que no siempre pasa en un piso de alquiler, por lo que todos necesitan la tranquilidad necesaria para estudiar. Además, en la mayoría de residencias de estudiantes, hay zonas habilitadas para el estudio.

Estudiar en una residencia

Como ya os explicábamos en el anterior post, pedimos a antiguos residentes si podían responder a unas preguntas a partir de las cuales hemos elaborado una serie de entrevistas a antiguos residentes. En ellas nos cuentan sus experiencias, sus situaciones actuales y sus dudas iniciales a la hora de decantarse por una residencia de estudiantes en Sabadell. A continuación encontraréis la segunda entrevista, que podrá seros de ayuda para resolver algunas de vuestras dudas.

(Hemos hecho las mismas preguntas a todos los antiguos residentes y publicamos el texto íntegro.)

Entrevista nº2

Nuestra segunda entrevista pertenece a Pablo Báez, al cual agradecemos su amabilidad de participar en esta serie de entrevistas. Pablo se alojó en nuestra residencia durante el curso 2015/16.

-¿Qué estudios cursaste durante la estancia en la Residencia de estudiantes l’Estació de Sabadell? (Nivel y campo)

Doble grado universitario de Física y Matemáticas en la UAB.

-Actualmente, ¿trabajas, sigues estudiando o piensas estudiar más en un futuro?

Sigo estudiando la carrera y cuando la acabe no sé si trabajar o hacer un máster. Tengo un par de años para decidirlo.

-¿El Grado se ha adecuado a tus expectativas?

Sí.

-¿Cómo te desplazabas hasta la universidad? Si ibas con Ferrocarriles (FGC), ¿qué experiencia tienes?

Iba con Ferrocarriles, y son muy cómodos, pues llegas en menos de 10 minutos.

-¿Qué es lo que se te hizo más difícil de irte de casa? ¿Y lo más positivo? ¿Qué cambiarías si volvieras a empezar?

Lo más difícil fue dejar a ciertas personas detrás, puesto que desde mi ciudad de nacimiento a Sabadell no podía ir cada finde… Lo más positivo fue que todo me fue muy bien y fácil con las facilidades de la resi.

No cambiaría nada.

 -¿Crees que esta experiencia te ha ayudado a madurar y a ser más responsable?

Sí.

 -Antes de llegar a la Residencia estudiantil, te preocupaba que te costara hacer nuevas amistades? ¿Te sentiste bien acogido? ¿Cuál era el ambiente con los otros residentes?

No me preocupaba, creo que siempre he sido muy sociable. Aún así, me sentí muy bien acogido con mis fantásticos compañeros y entablamos amistad muy rápido, amistad que seguimos manteniendo, ya que comparto piso con algunos de ellos y veo la mayoría en la uni y ciertos findes.

 -Si es el caso, ¿cómo valoras el hecho de haber compartido habitación con otro estudiante? ¿Qué crees que te aportó la experiencia?

La peor parte de la residencia, para mí, fue esta. En algunas ocasiones era complicado, porque hay momentos que se prefiere estar sólo, pero lo bueno es que no te aburrías…

Lo positivo que puedo pensar de la experiencia es que mi compañero de habitación se convirtió en mi mejor amigo, y tal vez no lo hubiera conocido bien si no hubiéramos estado en la misma habitación.

 -¿Cuál dirías que fue el motivo por el que te alojaste con nosotros?

Por la cercanía a la universidad y las facilidades que ofertan (se echa de menos que alguien limpie la habitación y alguien que cocine las cenas).

 -¿Deseas añadir algún comentario?

En todo momento fui tratado bien y, si había algo que no nos gustaba, lo comunicábamos y se hacía lo posible para cambiarlo. Mención especial para Cristina, la cocinera, siempre atenta con nosotros, sobre si nos gustaba la comida, si nos iba bien… ¡Es la mejor!

¿Alquiler de piso en Barcelona o residencia de estudiantes?

Entrevista nº 1

Al empezar la universidad es una buena ocasión para cambiar de ciudad, incluso de país, con el fin de vivir nuevas experiencias, conocer culturas y costumbres distintos y hacer nuevos amigos. Pero, ¿dónde vivir durante esta etapa? Si la destinación que has elegido es Barcelona y estás buscando alojamiento para vuestro hijo o hija, o incluso para ti mismo, seguro que tienes o has tenido dudas del tipo ¿es mejor alquilar un piso en Barcelona o alojarse en una residencia de estudiantes?

Sabemos que es una decisión que os puede resultar complicada, por todos los cambios que supone, y porque abandonar el nido familiar es un paso importante. Por experiencia, podemos deciros que a muchos estudiantes les es de gran ayuda, al menos durante el primer año, alojarse en una residencia de estudiantes, donde el ambiente es más tranquilo que en un piso compartido, es fácil hacer amistades y los padres pueden estar más tranquilos ya que hay una cierta garantía de seguridad para los estudiantes.

Para facilitaros la toma de esta importante decisión queremos compartir con vosotros una serie de entrevistas a antiguos residentes. Pedimos a varios de ellos que nos contaran sus experiencias, cuáles fueron sus dudas e incertidumbres a la hora de decantarse por una residencia de estudiantes en Sabadell y cuáles son sus situaciones actuales. A todos les hemos hecho las mismas preguntas y publicamos el texto íntegro ¡Esperamos que os ayude en esta nueva etapa que vais a emprender!

Entrevista nº1

En este caso, la primera residente que tuvo la amabilidad de participar en esta serie de entrevistas es Anna Pérez Cargol, que se alojó en la residencia de estudiantes durante el curso 2013/14.

-¿Qué estudios cursaste durante la estancia en la Residencia de estudiantes l’Estació de Sabadell? (Nivel y campo)

– Cuando empecé en la residencia estaba cursando primero de Administración y Dirección de Empresas (en inglés) en la UAB

-Actualmente, ¿trabajas, sigues estudiando o piensas estudiar más en un futuro?

Actualmente estoy en Finlandia haciendo prácticas en una empresa. En junio acabo la carrera y espero encontrar trabajo de cara al año próximo.

-¿El Grado se ha adecuado a tus expectativas?

Sí, la verdad es que estoy contenta con las oportunidades que he obtenido a través del grado. Las clases y el ambiente en la Autónoma son correctas y he tenido la suerte de poder estudiar un año en el extranjero!

-¿Cómo te desplazabas hasta la universidad? Si ibas con Ferrocarriles (FGC), ¿qué experiencia tienes?

Iba con Ferrocarriles y la experiencia es buena. Normalmente siempre llegaban a tiempo y no muy llenos en comparación de los que salían de Barcelona (venir desde Barcelona con Ferrocarriles por las mañanas es toda una aventura).

-¿Qué es lo que se te hizo más difícil de irte de casa? ¿Y lo más positivo? ¿Qué cambiarías si volvieras a empezar?

Sinceramente, marchar de casa no fue un gran drama, iba cada fin de semana a casa y vivo relativamente cerca de Sabadell (hora y media en coche). Quizás lo que encontré a faltar era la comida al principio, porque era la primera vez que vivía “sola” y no había cocinado nunca.

La experiencia en general fue positiva, conocer gente nueva, vivir nuevas experiencias, etc…

Si volviera a empezar, seguramente decidiría vivir en una habitación individual. Tienes más intimidad y no dejas de estar con los compañeros de la residencia.

-¿Crees que esta experiencia te ha ayudado a madurar y a ser más responsable?

Sin duda!

-Antes de llegar a la Residencia estudiantil, te preocupaba que te costara hacer nuevas amistades? ¿Te sentiste bien acogido? ¿Cuál era el ambiente con los otros residentes?

A todo el mundo le preocupa un poco las situaciones y la gente nueva, pero tampoco fue un tema que quitara el sueño. Desde el primer momento me acoplé muy rápido a la gente de la residencia (ayudó el hecho de que en aquel momento no había muchos estudiantes). Había muy buen “rollo”, con unos más que otros, pero esto ocurre siempre.

-Si es el caso, ¿cómo valoras el hecho de haber compartido habitación con otro estudiante? ¿Qué crees que te aportó la experiencia?

A conocerme un poco más a mí misma. Era la primera vez que estaba fuera de casa y convivía con una persona que no conocía de nada. En este caso, el compañero de habitación es como una lotería y en mi caso, considero que no tuve mucha suerte, pero ahora, que ya han pasado tres años, creo que fue una experiencia totalmente necesaria para madurar y ser menos inocente.

-¿Cuál dirías que fue el motivo por el que te alojaste con nosotros?

La distancia de la residencia a la universidad y a la buena combinación en transporte público. Además, me daba un poco de respeto ir a vivir a Barcelona (soy de un pueblo de la Costa Brava y las ciudades me asustan un poco).

-¿Deseas añadir algún comentario?